El aporte del trabajador en el éxito de la Transformación Digital

Por Daniel Newman

Se comenta que la tecnología puede “crear o destruir” el valor de una compañía. Pero ya lo he dicho antes: las empresas más exitosas son ágiles y abiertas al cambio. Por eso, antes de adoptar una tecnología, los líderes deben examinar las opciones que realmente ayuden a alcanzar los objetivos de negocio establecidos, implementando una estrategia digital que apoye esa visión.

En este proceso de transformación, tanto la comunicación como los colaboradores son claves. Muchas compañías parecen estar tan centradas en las metas, que descuidan a las personas que día a día utilizan la tecnología en sus propios trabajos. Eso es un error: si la empresa quiere realizar la transformación digital, debe involucrar a sus colaboradores porque son ellos quienes la harán exitosa o no, afectando directamente, el resultado final del negocio.

Los trabajadores necesitan saber que arriesgarse y pensar “más allá del ahora” es una parte cotidiana de la cultura de la empresa que decidió adoptar el cambio.

A medida que avanzamos más en la era digital, una cosa sigue siendo cierta: la única manera de dar el paso con éxito es dejar de pensar que la transformación digital es algo que se debe hacer y comenzar a darse cuenta que ésta puede lograr maravillas para el negocio.

La transformación digital no es descendente o ascendente. Siempre se debe considerar al usuario final al incorporar una nueva tecnología, del tal forma de buscar una que sea intuitiva y que valga la pena. De lo contrario, resultará difícil asegurar que los colaboradores la adopten en sus flujos de trabajo lo que repercutirá directamente en los resultados finales del negocio. Por lo mismo, hay que tomar tiempo para hacer pruebas, ver cómo funciona la tecnología en la “vida real”. Por eso no es trivial hacerse las siguientes preguntas: ¿Causa cuellos de botella o acelera las cosas? ¿Causa confusión o hace la vida más fácil? Hay que considerar que se deben adoptar cambios que faciliten la vida para los empleados. Ése es el punto central de la transformación digital.

Por lo tanto, las empresas necesitan pensar en tecnologías que mejoren el trabajo de sus empleados haciéndolo factible y más inteligente. Soluciones complejas no son siempre las mejores. ¿Qué determina el valor de la tecnología? El poder elegir si se puede hacer lo que necesita, rápidamente, de manera que aumente la capacidad del equipo. Porque sólo involucrando a los colaborares se lograrán alcanzar los objetivos de negocio, por lo que, sólo con su aporte, la transformación digital será efectiva.

 

Daniel Newman, experto internacional en Transformación Digital, analista principal de Futurum Research y CEO de Broadsuite Media Group, colaborador de Forbes, Entrepreneur y The Huffington Post, entre otros, estará el 30 de agosto en Adexus Day 2017 como speaker invitado.

 

 

Share this post

No comments

Add yours