5 consejos de Laborum para una eficiente incorporación laboral de las personas con discapacidad

La fecha invita a sensibilizar con esta condición que afecta al 16,7% de la población del país, mientras se prepara la entrada en vigencia de la ley de inclusión laboral, que establece que los organismos públicos y las empresas con 100 o más colaboradores, deberán tener el 1% de su plantilla destinado a trabajadores con discapacidad.

Santiago, 30 de noviembre de 2017.- A raíz del Día Internacional de las personas con discapacidad, -cuya conmemoración corresponde al 3 de diciembre- y considerando la promulgación de la ley de inclusión laboral, que según las proyecciones del Ministerio de Desarrollo Social debería habilitar más de 27 mil cupos laborales, las empresas observarán cambios en su cultura organizacional, siendo de gran importancia el área de reclutamiento de personal.

“Con esta nueva ley se prohíbe en Chile todo tipo de discriminación hacia las personas en situación de discapacidad, quienes serán considerados como individuos que generan un gran aporte a la sociedad. En las empresas las áreas de Selección de Personal y de Recursos Humanos serán sumamente importantes, ya que son la puerta de entrada de los colaboradores a las empresas”, explica Néstor Milano, Director Ejecutivo de Laborum Chile.

Es por esto que Laborum ha desarrollado los siguientes consejos para guiar a las empresas en la inclusión laboral.

  1. Entender que es una oportunidad: La inclusión laboral aporta y potencia el trabajo en equipo, por lo que la incorporación de esta nueva ley debe ser vista por las empresas como una oportunidad de fomentar el trabajo colaborativo y fortalecer las relaciones interpersonales. “La nueva ley fomenta la tolerancia, valor que repercute directamente en la productividad de los colaboradores y el mejoramiento del ambiente de la empresa”, explica Néstor Milano, Director Ejecutivo de Laborum.
  2. Concientizar el entorno: El cambio en la cultura de la inclusión requerirá de tiempo para llevarse a cabo, pero es importante concientizar al entorno directo, jefatura y compañeros de trabajo, respecto del nuevo colaborador. “Es necesario que las empresas generen espacios de sensibilización y educación, que permitan entender los alcances y los efectos que tendrá en la empresa”, explica Néstor Milano.
  3. Educar a reclutadores: Es importante escoger cuidadosamente, y educar en temas de discapacidad, a los profesionales que realizarán los procesos de reclutamiento y selección. “El área de Selección de Personal cobra gran relevancia con la incorporación de esta ley, siendo necesario que los reclutadores conozcan los tipos de discapacidad, usen un lenguaje adecuado y sepan identificar el aporte que los postulantes puedan ser para la organización”, explica Milano.
  4. Las postulaciones: La empresa debe considerar las habilidades profesionales y aptitudes para el cargo del colaborador que postula, como si se tratara de cualquier candidato. El postulante debe ser capaz de cumplir con las funciones que se requieren para el cargo que se está ofreciendo, y la empresa no debería hacer preguntas acerca de su discapacidad a no ser que se deban valorar capacidades puntuales para un determinado cargo.
  5. Más experiencia. Las empresas que se vean beneficiadas con la ley, y a medida que incorporen a más personas con distintos grados de discapacidad, traspasarán su experiencia a otras compañías y verán que mejorará su reputación corporativa. “Tanto a nivel interno como externo, la empresa será vista de una mejor manera. Sus stakeholders la percibirán como una organización que sabe integrarse a los nuevos desafíos que la sociedad propone y sus colaboradores sentirán orgullo de pertenecer a ella”, concluye Néstor Milano.

Share this post

No comments

Add yours