Inteligencia Artificial podría aumentar ingresos de empresas en un 38% y empleo en un 10% hacia el año 2022

Así lo concluye un nuevo estudio de Accenture, presentado en Davos durante la reunión del World Economic Forum (WEF). De acuerdo con el reporte, para alcanzar esos beneficios, las compañías deben invertir en IA como las empresas líderes a nivel mundial.

 Davos, 09 de febrero de 2018. – Las empresas se arriesgan a perder importantes oportunidades de crecimiento, al menos de que los CEOs tomen pasos inmediatos para capacitar a sus fuerzas laborales y equiparlas para trabajar con tecnologías inteligentes, de acuerdo con un nuevo reporte de Accenture.

El reporte estima que si las compañías invierten en Inteligencia Artificial (IA) y colaboración entre humanos y máquinas, de la misma forma en que lo hacen las empresas líderes a nivel mundial, podrían aumentar sus ingresos en 38% y el empleo en 10% de aquí al año 2022.  Colectivamente, esto podría levantar los ingresos en US$4.8 millón de billones globalmente en el mismo período.  

Los líderes y trabajadores están optimistas respecto del potencial de la IA en los resultados de negocio y en las experiencias laborales, de acuerdo con el estudio. De esa forma, 72% de los 1.200 ejecutivos senior entrevistados dijo que la tecnología inteligente será crítica para la diferenciación de sus organizaciones en el mercado y 61% piensa que los roles en los que se requerirá colaboración entre humanos y máquinas aumentarán en los próximos tres años. Más de dos tercios (69%) de los 14.000 trabajadores encuestados dijo que es importante desarrollar habilidades para trabajar con máquinas inteligentes.  

Sin embargo, existe actualmente una desconexión entre la importancia que le dan los trabajadores a la IA y los esfuerzos que realizan las empresas para preparar a sus trabajadores, lo que pone a este potencial crecimiento en riesgo. Mientras la mayoría (54%) de los líderes de negocio dice que la colaboración entre máquinas y humanos es importante para sus prioridades estratégicas, sólo un 3% dice que su organización planea aumentar significativamente sus inversiones en capacitar a sus trabajadores en nuevas habilidades los próximos tres años.

El Presidente Ejecutivo de Accenture Chile, Rodrigo González, explicó que “para alcanzar estas importantes oportunidades de crecimiento y de creación de empleo que ofrece la Inteligencia Artificial, es fundamental que las compañías impulsen un cambio cultural, donde las nuevas tecnologías sean la base. Además, la preparación de los trabajadores es hoy clave, ya que la fuerza laboral del futuro se caracterizará por el trabajo conjunto entre máquinas y humanos y las personas deberán adquirir nuevos talentos”.

La investigación sugiere que existe una base sólida para impulsar la inversión en habilidades de IA. El 63% de los altos ejecutivos piensa que su empresa creará ganancias netas de empleo en los próximos tres años a través de la Inteligencia Artificial, mientras la mayoría de los trabajadores (62 por ciento) cree que la IA tendrá un impacto positivo en su trabajo.

El reporte muestra cómo los pioneros están usando la colaboración entre humanos y máquinas no sólo para mejorar las eficiencias, sino que para impulsar el crecimiento a través de nuevas experiencias para los consumidores. La Inteligencia Artificial de un retailer de ropa online ayuda a sus estilistas a saber más de las preferencias de los consumidores para que puedan ofrecer un servicio único y altamente personalizado. Y una marca de zapatos deportiva usa robots inteligentes para diseñar y fabricar en mercados locales. 

Para ayudar a los líderes a formar la fuerza laboral del futuro en la era de la Inteligencia Artificial, la consultora entregó las siguientes recomendaciones:

  1. Reimaginar y reconfigurar el trabajo. Se trata de evaluar tareas, no los puestos de trabajo; luego asignar las tareas a máquinas y personas, equilibrando la necesidad de automatizar las labores y elevar las capacidades de las personas. Casi la mitad (46 por ciento) de los líderes empresariales están de acuerdo en que las descripciones de puestos de trabajo ya están obsoletas, mientras el 29% dice que han rediseñado ampliamente los puestos de trabajo.
  2. Girar la fuerza de trabajo hacia áreas que abran nuevas formas de valor. Se debe ir más allá de la eficiencia de los procesos y preparar a los empleados para crear nuevas experiencias de los clientes. Impulsar nuevos modelos de crecimiento reinvirtiendo los ahorros derivados de la automatización en la futura mano de obra. Fomentar un nuevo ADN de liderazgo que respalde la mentalidad, la perspicacia y la agilidad necesarias para aprovechar las oportunidades de transformación a más largo plazo.
  3. Aumentar las “nuevas habilidades”. Medir el nivel de habilidades y voluntad de la fuerza laboral para aprender a trabajar con la Inteligencia Artificial. Utilizando plataformas digitales, orientar programas para los diferentes segmentos de la fuerza laboral y personalizarlos para mejorar la adopción de nuevas habilidades.

El Presidente Ejecutivo de Accenture Chile destacó que “la adopción de estas medidas es fundamental para que las empresas logren mantenerse competitivas en la nueva era digital. La fuerza laboral del futuro se caracterizará por el trabajo conjunto entre máquinas y humanos y por eso se debe avanzar ahora en la capacitación de las personas”.

Para revisar el reporte visita: https://www.accenture.com/us-en/company-reworking-the-revolution-future-workforce

Share this post

No comments

Add yours